sábado, 25 de febrero de 2012

Príncipe Kalender y Mar del Sud. Entrevista a la investigadora Rosana Collao.

Marcelo Boasso, más conocido como Príncipe Kalender, fue uno de los tantos artistas que pasaron por el Hotel Boulevard Atlántico de Mar del Sud. Eran épocas de esplendor y pleno funcionamiento para el gigante rosado. Mar del Sud era una simple villa balnearia con un puñado de casas frente al mar. Por las tardes, los veraneantes de la época solían ir a escuchar al Príncipe tocar el piano hasta que las primeras estrellas asomaban después de la caída del sol y el Gran Hotel quedaba a oscuras con su generador eléctrico.
Este blog ha realizado una entrevista a la investigadora Rosana Collao que trabaja sobre la vida de Príncipe Kalender y ha creado una página Web donde publica parte de su investigación y la documentación que ha conseguido durante varios años.


¿Quién fue el Príncipe Kalender?

El Príncipe Kalender fue un personaje mítico nacido en Buenos Aires allá por el año 1939/40 cuando un pianista reconocido mundialmente llamado Marcello Giacomo Francesco Boasso inmigra desde su Italia natal a este país que tanto había llegado a querer durante sus giras de concierto.
Presentándose en diferentes sellos discográficos y ante diferentes productores, quienes lo oían solían decir que su música era de palacios y que tenía el aspecto de un príncipe. Fue así que nació la imagen de un auténtico príncipe musulmán, que llegaba para deleitarnos con sus maravillosas composiciones palaciegas, y se cuenta que también así nacieron muchas de sus composiciones, como por el Aldebaran o El corcel de Extremadura.


Marcello Boasso alias El Príncipe Kalender.


¿Cuál fue su trayectoria?

Marcello Boasso nace en la ciudad de Turín, el 16 de enero de 1902 en una familia que ya estaba “tocada” por las artes. Su padre era pintor, sus frescos decoran la capilla de Turín y el palacio de gobierno. Su hermano mayor Lauro, también relacionado con la pintura y la música, es quien a la edad de 4 años comienza a guiarlo en sus primeros pasos en el estudio del piano. Se recibe con honores en el conservatorio de Turín a la edad de 16 años, después de haber ganado varios premios y menciones de esta misma casa de las artes.

Viaja a Berlín de la mano del genial Ferruccio Bussoni, pianista y compositor de renombre radicado en esa ciudad; creador y director de la Sing Academie de Berlín (también llamado por algunas personas Conservatorio Prusiano). En 1921 realiza seis conciertos que sacan a la vieja academia del olvido. Regresa a Turín donde es recibido con una gran fiesta donde incluso asisten miembros de la realeza, fue el predilecto del príncipe Humberto de Saboya quien llego a decir: "la pintura fue Grosso, la escultura Bistolfi y la música Boasso". A partir de este momento comienza a recorrer el mundo gracias a su virtuosismo dando conciertos en ciudades como Roma, Paris, Berlín todas ellas testigos de su pasión y de la magnificencia de sus composiciones. En los años 1922/23 da 65 conciertos en la Argentina. Desde Buenos Aires pasa a La Habana, y de allí a los Estados Unidos donde en 1926 da una serie de conciertos con acompañamiento orquestal. En 1928 regresa a Italia donde comienza una gira que durara hasta 1929 dando comienzo a esta en un gran concierto en el Teatro Massimo de Palermo. Continúa su gira a bordo de un camión militar que fue equipado con un piano construido por una de las más prestigiosas firmas italianas. En aquella época uno de sus conciertos lo lleva a tomar contacto con un número de personas condenadas a cadena perpetua en el penal de Augusta de Siracusa donde es llevado para realizar un concierto. Esto causo una gran impresión en su personalidad que tiempo después lo llevaría a querer dedicar más tiempo a presentarse en estos lugares y ante tan particular público.
En el año 1932 contrae matrimonio con una joven proveniente de una familia de buen pasar económico. Se realiza entonces en Turín una pomposa ceremonia a la cual asisten todos los miembros más importantes del ambiente y que contó con la presencia de un miembro de la casa real Saboya.
En el año 1936 la idea de presentarse en las cárceles surge nuevamente ante un pedido de Marcello para realizar un concierto en un penal de Sicilia que le fue negado. Debido a sus ideas fue acusado de extravagancia por querer tocar en las cárceles. Fue atacado por los críticos porque comenzaba a mostrar preferencia por la dulzura de Chopin y comenzaba a dejar de lado la impetuosidad que le fuera inculcada por su viejo maestro. Improvisaba sobre los temas clásicos con excesivo personalismo, por esto, fue envidiado y a veces injustamente denigrado por la gente del ambiente musical turinés. Marcello que había estado de gira por Sudamérica decide finalmente cruzar el océano y radicarse en Argentina a pesar de la gran tristeza que significó para él abandonar su patria natal.
Establece su vivienda familiar en el barrio de Nuñez. Vive modestamente de su profesión. En 1956 se separa de su esposa y establece su residencia en el barrio Ciudad Jardín en la localidad de El Palomar. En esta zona coloca un pequeño conservatorio de piano. A la vez que trabaja en su programa de radio en Radio El Mundo, programa que se emitía de lunes a viernes a las 22.30 luego del Radioteatro.
Fallece en su casa de El Palomar el 17 de febrero de 1960 a raíz de un infarto cardíaco.



Programa del Teatro Odeón. 1953.


¿Cómo llega a Mar del Sud?

Arriba a Buenos Aires el 11 de marzo de 1938 a bordo del buque Giovanna C con su esposa embarazada y su pequeña hija de 3 años. Ya había recorrido nuestro país ampliamente. En uno de sus viajes a la ciudad de Bahía Blanca, en el marco de su gira, al parecer quienes lo acompañaban lo llevan a conocer un “paisaje nunca visto” en otra parte del mundo. Recorren las playas desde Miramar hasta Necochea. Se aloja una noche en el Boulevard Atlantic Hotel y es aquí donde él queda maravillado con la tranquilidad de sus playas y decide adoptar como lugar de inspiración Mar del Sud. Luego regresaría a Mar del Sud cada vez más asiduamente primero vacacionando con su esposa e hijos y luego en solitario. Pienso yo que tomaba sus playas como una escapatoria a la difícil vida familiar que le tocaba llevar en Buenos Aires.


El Príncipe Kalender.
¿Cuál es su vínculo con el Hotel Boulevard Atlántico?

Marcello llega a querer mucho a este hotel, al punto de considerarlo su verdadero hogar, aquí es donde viene a refugiarse, donde consigue reposo al stress de su vida diaria en la que afronta muchos diferentes conflictos, ya que quien fuera su productor comienza a exigirle la composición de obras mas “vendibles” sencillas y fáciles de recordar para el publico oyente, cosa que se le hace muy difícil a pesar de su gran talento. Como dije anteriormente, una de las razones que lo hacen dejar su patria es la de darle a sus obras matices e interpretación de “excesiva” personalidad. Su gran genialidad al momento de la composición debía verse simplificado para poder ser mas comercial, algo que con el paso del tiempo comenzó a cargar su personalidad de una gran tristeza. Le diría a un amigo que tenía en la Provincia de Santa Fe: Siento en mi pecho un pájaro enjaulado que no podría mantener allí para siempre.
Puerta de entrada a el salón del Hotel Boulevard Atlántico donde el Príncipe Kalender tocaba el piano.
¿Qué sentía él por Mar del Sur?

La información que relaciona a Marcello con Mar del Sur es bastante escasa. No hay memorias escritas de su puño y letra pero si de los relatos que él hacía a sus más allegados. Durante años visita las playas con sus pequeños hijos, al punto que años más tarde su hijo también sería un asiduo visitante de Mar del Sur llegando a trabajar en el hotel. Él siempre comentaba a su productor que le gustaba mucho caminar por la playa al amanecer y que se sentía muy cómodo deleitando a los huéspedes tocando el piano en el salón.
El Príncipe Kalender en la playa de Mar del Sud junto a sus hijos. Tal vez la única foto que exista de ellos en la villa balnearia.

¿Háblanos de tu proyecto y como comienzan tus investigaciones?

Mis investigaciones comienzan casi por accidente, yo no conocía al Príncipe Kalender y nunca había oído hablar de él hasta que un día comprando discos de pasta se nos apareció un disco que decía: “solo de piano del Príncipe Kalender”. Lo compramos, llegamos a casa y al escucharlo quedamos atrapados. Maravillados por su música quisimos buscar más, saber quien era, como había llegado a nuestras manos. Fue una gran desilusión no encontrar prácticamente nada sobre él y que las pocas personas que respondían dijeran que se trataba de un personaje de “poca monta”, “un loco que tocaba el piano en la radio”, “uno que se hacia pasar por un príncipe”. Algo me decía que eso no era cierto, su música tiene la maravillosa capacidad de transportar a quien la escucha atentamente a lugares maravillosos, y eso no puede hacerlo alguien que simplemente toca el piano por tocar. Sabía que detrás de ese nombre había una persona con un talento maravilloso.
Comencé como todos haciendo preguntas primero a la familia, luego en foros relacionados con la música. Así fui conociendo personas que colaboraron con datos, llegue a conocer a alguno de sus familiares, y moviendo cielo y tierra pude conseguir datos muy valiosos que fueron reforzando mi idea sobre su genialidad y que no había sido simplemente “un loco que tocaba el piano”, sino que detrás de esta imagen del Príncipe Kalender pude descubrir a Marcello Boasso: un pianista maravilloso al que estoy orgullosa de haber sacado del olvido. Ojala muchas más personas a partir de ahora se interesen por su música como yo lo he hecho.

¿Queda mucho por investigar?

El trabajo de investigación ha sido arduo. Llevo alrededor de 4 años investigando. Al comienzo tuve que hacer muchas veces la misma pregunta hasta que alguien pudo aclarar mis dudas. Así fui avanzando y comencé con la creación de la página en homenaje a su talento por eso la definí como “Talento y misterio”. Todo en relación a su vida está rodeado de un gran misterio. He llegado a recaudar mucha información y se que aun hay mas aunque el camino cada vez se va haciendo mas estrecho ya que hace mas de 51 años que el Príncipe dejó este mundo terrenal. Sobre su vida personal pocas personas tienen información pero realmente puedo decir que me siento satisfecha con lo que he logrado recaudar ya que pude demostrarles a aquellas personas que lo consideraban “de poca monta” que en realidad fue un pianista de renombre mundial. De a poco estoy completando la página para que todas aquellas personas que quieren recordarlo tengan allí toda la información disponible.
/div>
Vals romántico del Príncipe Kalender.
Texto y entrevista: Laureano Clavero
Fotografía: Laureano Clavero
Material de archivo: Rosana Collao
Para conocer la página de Kalender: http://www.principekalender.260mb.com/
Para saber más:




8 comentarios:

  1. Magnífica la entrevista. Sin lugar a dudas curiosa y apasionante la vida de Kalender.

    ResponderEliminar
  2. Ver también al Príncipe Kalender en La Habana.

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones por este trabajo. Este ilustre artista merecía ser rescatado del injusto olvido en el que estaba. Espero ahora que también su obra pueda llegar a divulgarse, más allá del puñado de temas que se conocen. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Excelente recopilación de datos. Acabo de descubrir al personaje y su talento.Lo más importante ahora, es recopilar su música, sus grabaciones de la radio o discos. Creo que en el futuro se lo valorará como corresponde. Gracias por el esfuerzo realizado y la calidad de lo conseguido.

    ResponderEliminar
  5. MUY INTERESANTE EL TRABAJO. LO ESCUCHÉ EN MI ADOLESCENCIA PERO NUNCA TUVE INFORMACIÓN DE SU GRAN TALENTO, HOY LO RECORDÉ Y LO ESTOY ESCUCHAN DO POR YOUTUBE, ME TRAE HERMOSOS RECUERDOS. MUCHÍSIMAS GRACIAS POR SU INVESTIGACIÓN.

    ResponderEliminar
  6. En la decada del 30 y 40 existia una musica llamada "MUSICA LIGERA" que lejos de ser "ligera" en cuanto a su valor artistico, fue extraordinariamente acogida por el publico que en aquel entonces no se hallaba en la decadencia cultural que invade a la musica moderna actual. La obra de Kalender puede ser catalogada en este estilo musical , su musica es y fue exquisita e inolvidable

    ResponderEliminar